CONFIGURACIÒN
INTERNA



TOPOGRAFÍA TRANSVERSAL

La médula espinal se conforma de un área de sustancia gris en forma de H o mariposa extendida en el centro y está rodeada por sustancia blanca. Las 2 alas de la mariposa están unidas a través de la línea media por las comisuras grises dorsal y ventral arriba y abajo del conducto central.
La sustancia gris de la médula espinal contiene sobre todo los cuerpos celulares de neuronas y glía.

La sustancia blanca de la médula espinal contiene a los axones de los cuerpos celulares.

Las 2 mitades de la médula espinal están separadas por el tabique mediano dorsal (posterior) y la fisura mediana ventral (anterior). El sitio de entrada de las fibras de la raíz dorsal está marcado por el surco dorsolateral (posterolateral); de igual forma, el sitio de salida de raíces ventrales está indicado por el surco ventrolateral (anterolateral).


Estas referencias anatómicas dividen la sustancia blanca de cada mitad de la médula espinal en un funículo dorsal (posterior), un funículo lateral y un funículo ventral (anterior).


En los segmentos cervical y torácico, el funículo dorsal está dividido en 2 partes desiguales por el tabique intermedio dorsal.


La sustancia gris en forma de H también se divide en un asta o columna dorsal más pequeña (posterior) o un asta o columna ventral más grande (anterior). Los segmentos torácicos y lumbares presentan además un asta o columna intermediolateral en forma de cuña.


La médula espinal es asimétrica en casi 75% de los seres humanos y el lado derecho es más grande. Tal asimetría se debe a la presencia de más fibras del fascículo corticoespinal descendente en el lado más grande. En la pirámide medular izquierda cruzan más fibras para llegar a la mitad derecha de la médula espinal y en la pirámide medular derecha permanecen más fibras sin cruzarse para descender en la mitad derecha de la médula espinal. Estas 2 circunstancias tienen como resultado un complemento grande de fibras corticoespinales en la mitad derecha de la médula. Por consiguiente, el lado derecho recibe más fibras de la corteza que el lado izquierdo.





123.jpg







ANATOMÍA INTERNA

La anatomía interna varía en las diferentes regiones medulares. Sus características en las diferentes zonas ayudan a definir el nivel de sección. Ya que a medida que asciende desde los segmentos sacros hasta los cervicales aumenta de modo progresivo el volumen de sustancia banca, porque el número de fibras nerviosas, tanto las que ascienden como las que descienden, es mayor la sección cervical y disminuye de manera gradual a niveles más caudales.
Algunos fascículos no se encuentran en ciertos niveles. Como por ejemplo el fascículo espinocerebeloso dorsal aparece en L2 y no se halla debajo de él y se debe a que las neuronas que originan este fascículo aparecen por primera vez a nivel de L2 y no existen después de este sitio.


El fascículo cuneiforme se observa arriba de T6 y no existe abajo de este nivel y se debe a que el surco intermedio dorsal (posterior), que separa los fascículos gracil y cuneiforme sólo se halla arriba del segmento T6. Diferentes regiones de la médula espinal muestran también características distintivas de la sustancia gris. La columna celular intermediolateral y el núcleo dorsal de Clarke se extienden entre los segmentos C8 y L2 y no se observan abajo o arriba de estos sitios.


Los engrosamientos cervical y lumbar de la médula se caracterizan por astas ventrales voluminosas debido a la presencia de neuronas motoras que inervan a la musculatura de las extremidades a estos 2 niveles.


me.jpg






NIVELES DE LA MÉDULA ESPINAL

Los diversos niveles de la médula espinal presentan variaciones de:
· Tamaño y forma
· Cantidad de sustancia blanca y gris
· Disposición y configuración de la sustancia gris

Las columnas grises alcanzan sus dimensiones máximas en los ensanchamientos cervical y lumbar, relacionados con los nervios más numerosos que inervan las extremidades.
Los segmentos lumbosacros contienen la mayor cantidad de sustancia gris en relación con el tamaño de los segmentos medulares y la cantidad de materia blanca.


CERVICALES

Se caracterizan por su forma oval, tamaño relativamente grande y cantidades grandes de sustancia blanca.
El diámetro transversal supera al diámetro anteroposterior en casi todos los niveles.
El cordón posterior de cada lado está dividido por un tabique intermedio posterior en un fascículo medial (gracilis) y lateral (cuneiforme).
En los segmentos cervicales inferiores (C3-C7) las astas posteriores son más anchas y las astas anteriores se extienden hasta los cordones laterales.
Cerca del cuello del asta posterior se encuentra un área celular dentada llamada formación reticular, que se encuentra presente en todos los segmentos cervicales.
En los segmentos cervicales superiores (CI-C2) el asta posterior es más grande, pero el asta anterior es relativamente pequeña.



TORÁCICOS

Muestran variación de tamaño en diferentes niveles. El menor diámetro se debe principalmente a una marcada disminución de la sustancia gris. En los segmentos torácicos (T1-T6) se encuentran presentes los fascículos gracilis y cuneiforme en tanto que en los niveles más caudales sólo está presente el gracilis.
Las astas anterior y posterior por lo general son pequeñas y algo afinadas; el primer segmento torácico constituye una excepción porque forma el segmento más bajo del ensachamiento cervical.
Un asta lateral pequeña, presente en todos los niveles torácicos, contienen la columna celular intermediolateral, que da origen a las fibras eferentes simpáticas preganglionares.
En la base de la cara medial del asta posterior se encuentra el núcleo de Clarke. Aunque se halla presente en todos los segmentos torácicos, está particularmente bien desarrollado desde T10 hasta L2.



LUMBARES

Son casi circulares en los cortes transversales, tienen unas abultadas astas anteriores y posteriores y contienen una menor cantidad de sustancia blanca que los segmentos cervicales.
El fascículo gracilis del cordón posterior no es tan grueso como en niveles elevados, en especial cerca de la comisura gris y tiene una configuración muy característica.
Las astas anteriores posee una prolongación roma que penetra en los cordones laterales; las células motoras de estas prolongaciones, en los segmentos L3 a L5, inervan los grandes grupos musculares de extremidades inferiores.
Los niveles lumbares superiores (L1 y L2) se asemejan a los segmentos medulares torácicos inferiores en cuanto a que contienen un gran núcleo dorsal, bien desarrollado y una columna celular intermediolateral.



SACROS

Se caracterizan por un pequeño tamaño, por sus cantidades grandes de sustancia gris y pequeñas cantidades de sustancia blanca y por una comisura gris corta y gruesa.
Las astas anteriores y posteriores son grandes y gruesas, pero el asta anterior no sobresale lateralmente como en los segmentos medulares.
En dirección caudal, el diámetro de los segmentos sacros va disminuyendo de manera notable, aunque algunas porciones siguen conservando gran cantidad de sustancia gris.
Los segmentos coccígeos se asemejan a los segmentos sacros inferiores, pero tienen un tamaño muy reducido.
Las fibras de las columnas posteriores tienden a desplegarse lateralmente en las astas posteriores ensachadas.





segmentos_medulares.JPG
Segmentos de la médula espinal a diferentes niveles



EN RESÚMEN…

SUSTANCIA GRIS

REGIÓN
FORMA
SUST. BLANCA
ASTA GRIS ANT.
ASTA GRIS POST.
ASTA GRIS LATERAL
Cervical
Ovalada
Fascículo cuneiforme y fascículo gracil presentes
Grupo medial de cél. para los músc. del cuello; grupo central de cél. para el núcleo accesorio (C1-C5) y el núcleo frénico (C3 a C5); grupo lateral de cél. para los músc. de la extremidad superior.
Sustancia gelatinosa presente, continúa con el núcleo espinal del nervio craneano V a nivel de C2; núcleo propio presente; núcleo dorsal (columna de Clark) ausente.
Ausente
Torácica
Redondea-da
Fascículo cuneiforme (T1-6) y fascículo gracil presentes
Grupo medial de células para los músc. del tronco
Sustancia gelatinosa, núcleo propio, núcleo dorsal (columna de Clark) en L1-L4 y núcleo aferente visceral presentes.
Presente; da origen a las fibras simpáticas preganglionares.
Lumbar
Redondeada u ovalada
Fascículo cuneiforme ausente; fascículo gracil presente
Grupo medial de cél. para los músc. de las extremidades inferiores; grupo central de células para el nervio lumbosacro
Sustancia gelatinosa, núcleo propio, núcleo dorsal en L1-L4 y núcleo aferente visceral presentes
Presente (L1,2,3); da origen a fibras simpáticas preganglionares
Sacra
Redondeada
Pequeña cantidad; fascículo cuneiforme ausente; fascículo gracil presente
Grupo medial de cél. para los músc. de las extremidades inferiores y perineales
Sustancia gelatinosa y núcleo propio presentes
Ausente; grupo de cél. presentes en S2-S4, para las aferencias parasimpáticas.



SUSTANCIA GRIS

Introducción (sustancia gris)

v En su estructura interna, la médula espinal consta de un núcleo central de sustancia gris (cuerpos celulares) y un manto externo de sustancia blanca (fibras nerviosas).

v Dentro de la sustancia gris, el asta dorsal es la principal zona donde terminan las fibras aferentes primarias. Incluye la sustancia gelatinosa, que es importante para la transmisión de los impulsos nociceptivos al encéfalo.

v El asta lateral contiene neuronas sinápticas preganglionares.


v El asta ventral contiene motoneuronas alfa y gamma también conocidas como motoneuronas inferiores.


Para que comprendas mejor este tema te mostramos una presentación donde podrás aclarar tus dudas sobre la sustancia gris de la médula espinal,




Más info...




SUSTANCIA BLANCA

La sustancia gris de la médula espinal está completamente rodeada de sustancia blanca, formada por fibras nerviosas ascendentes y descendentes. La sustancia blanca está organizada en 3 fonículos o cordones:

v Funículo posterior (dorsal)
v Funículo lateral
v Funículo anterior (ventral)


Cada uno de éstos contienen 1 ó más fascículos. Fascículo se compone de fibras nerviosas que comparten un origen, destino y función comúnes.

El nombre del fascículo indica su origen y destino. Las fibras nerviosa que tienen origen, terminación y funciones comunes se organizan en tractos o fascículo.

Algunas de las fibras se interconectan con segmentos adyacentes o distales de la médula y permiten la coordinación intersegmentaria, mientras que otras son más largas y sirven para unir la médula espinal con el encéfalo.

Las fibras intersegmentarias o propioespinales ocupan una estrecha banda inmediatamente periférica a la sustancia gris, lo que se le conoce como fascículo propio.

Las fibras nerviosas que discurren entre la médula espinal y el encéfalo constituyen los tractos ascendentes y descendentes de la médula espinal.



Para que comprendas mejor este tema te invitamos a que revises


la siguiente presentación en donde podrás encontrar las


características microscópicas y funcionales


de la sustancia blanca.



Más info...




sustancia_blanca.JPG



A continuación te presentamos algunos mapas mentales relacionados

con este tema para que refuerces los conocimientos que ya tienes.



Más info...




Introducción (principales tractos ascendentes)


v Los tractos ascendentes llevan información aferente a los niveles conciente e inconciente. Las vías hacia el nivel conciente siguen un patrón básico de 3 neuronas en una cadena que va del receptor periférico a la corteza cerebral.

v Los cordones dorsales (fascículo gracil y cuneiforme) llevan propiocepción y tacto discriminativo. Transportan los axones de las neuronas de 1er orden ipsolateralmente a los núcleos gracil y cuneiforme de la médula oblongada. Las neuronas de 2do orden se decusan y entran en el tálamo. Las neuronas de 3er orden se proyectan a la corteza somatosensorial. Las lesiones de estos cordones (deficiencia de vitamina B12 ) ocasiona ataxia y pérdida del tacto discriminativo.

v Los tractos espinotalámicos llevan dolor, temperatura, tacto y presión. El tracto contienen neuronas de 2do orden con cuerpos celulares en el asta dorsal. Los axones se decusan y entran en el tálamo. Las neuronas de 3er orden se proyectan a la corteza somatosensorial. Las lesiones de estos tractos (siringomielia) ocasionan deterioro de la sensibilidad del dolor, temperatura, tacto y presión contralaterales.

v Los tractos espinocerebelosos dorsal y ventral contienen neuronas de 2do orden que llevan información táctil, muscular y articular que participa en el control motor. Sus lesiones provocan ataxia (ataxia de Friedreich).


(Principales tractos descendentes)

v El tracto corticoespinal controla los movimientos hábiles, discretos, en especial de las partes distales de las extremidades. Se origina en las cortezas motora y sensorial. Las fibras descienden por la cápsula interna, el pie peduncular y la parte ventral del puente para alcanzar la pirámide bulbar. La mayor parte de las fibras (75-90%) se decusan para formar el tracto corticoespinal lateral y el resto que no se decuso forma el tracto corticoespinal anterior.

v El tracto rubroespinal controla los músculos flexores de los miembros y se origina en el núcleo rojo del mesencéfalo. Sus fibras se cruzan en la decusación tegmentaria ventral.

v El tracto tectoespinal participa en las respuestas reflejas a la información visual. Se origina en el colículo superior contralateral y sus fibras se cruzan en la decusación tegmentaria dorsal.

v Los tractos vestibuloespinales descienden de los núcleos vestibulares. El tracto lateral se origina en el núcleo vestibular lateral ipsolateral y media la excitación de los músculos extensores de los miembros. Una parte de las fibras se decusan.

v Los tractos reticuloespinales descienden del puente y de la médula oblongada. Participan en el control de las actividades reflejas, tono muscular y funciones vitales.




FASCÍCULOS ASCENDENTES


Los tractos ascendentes de la médula espinal llevan impulsos procedentes de los receptores del dolor, de la temperatura, del tacto, musculares y articulares al encéfalo.
Una parte de esta información alcanza la corteza cerebral, mientras que otra está destinada al cerebelo.
Las vías que llevan la información a la corteza cerebral tienen en común las siguientes características:

v Existe una secuencia de 3 neuronas entre el receptor periférico y la corteza cerebral

v La primera neurona (de 1er orden o aferente primaria) entra a la médula espinal por la raíz dorsal de un nervio espinal y su cuerpo celular se sitúa en el ganglio raquídeo. El proceso central puede formar conexiones sinápticas que median los reflejos espinales y la coordinación intersegmentaria. La fibra principal permanece en el lado ipsolateral de la médula y termina haciendo sinapsis con la segunda neurona.

v La segunda neurona (neurona de 2do orden) tiene su cuerpo celular en la médula espinal o médula oblonga. Su axónse decusa y asciende al tálamo, donde hace sinapsis con la tercera neurona.

v La tercera neurona (neurona de 3er orden) tiene su cuerpo celular en el tálamo. El axón pasa a la corteza somatosensorial del lóbulo parietal del hemisferio cerebral.


Los cordones dorsales se encuentran en el surco medial dorsal y el asta dorsal. Se reconocen 2 tractos:

v El fascículo grácil que se encuentra situado medialmente

v El fascículo cuneiforme que se encuentra situado lateralmente

Estos tractos llevan impulsos relacionados con la propiocepción y el tacto discriminativo.
Los cordones dorsales contienen axones de neuronas aferentes primarias que entraron a la médula espinal por las raíces dorsales de los nervios espinales.
El fascículo grácil consta de fibras que se únen a la médula espinal en los segmentos torácico, lumbar y sacro; las fibras del fascículo cuneiforme entran por las raíces dorsales torácicas superiores y cervicales. Puesto que los cordones dorsales contienen neuronas aferentes primarias, llevan información ipsolateral del cuerpo.
Las fibras ascienden hasta la médula oblongada sin interrupción alguna, donde hacen sinapsis con neuronas de 2do orden, cuyos cuerpos celulares se encuentran en los núcleos grácil y cuneiforme.
Las neuronas de 2do orden se decusan en la médula oblonga como fibras arqueadas internas y de ahí ascienden por el tronco del encéfalo como lemnisco medial que terminan en VP en el tálamo, sobre neuronas talamocorticales de 3er orden que se proyectan a la corteza somatosensorial.


TRACTOS ESPINOCEREBELOSOS

Las fibras de estos tractos forman los tractos dorsal y ventral que se encuentran situados cerca de las superficies dorsolateral y ventrolateral de la médula espinal.
Ambos tractos llevan información que procede de los husos neuromusculares, los órganos tendinosos de Golgi y los receptores táctiles al cerebelo para el control de la postura y la coordinación del movimiento.
Estos fascículos constan de una secuencia de sólo 2 neuronas, contienen neuronas de 2do orden cuyos cuerpos celulares se sitúan en la base del asta dorsal y reciben información de las fibras aferentes primarias.
Las neuronas de este tracto terminan directamente en el cerebelo principalmente dentro del vermis.
Las fibras del tracto espinocerebeloso dorsal se originan del núcleo de Clarke, ascienden y entra al cerebelo a través del pedúnculo cerebeloso inferior y llegan al cerebelo.
Las fibras del tracto espinocerebeloso ventral se decusan y ascienden del lado contralateral de la médula espinal y entran al cerebelo a través del pedúnculo cerebeloso superior.


TRACTOS ESPINOTALÁMICOS

Se sitúa lateral y ventral al asta ventral de la sustancia gris de la médula espinal. Transmiten información relativa a la sensibilidad dolorosa, térmica, al tacto no discriminativo y a la presión.
El tracto espinotalámico contiene neuronas de 2do orden cuyos cuerpos celulares se sitúan en el asta dorsal contralateral y reciben información de las fibras aferentes primarias que terminan en esta región.
Los axones de este tracto se decusan pasando por la comisura blanca ventral que se sitúa ventral al conducto central de la médula espinaly así entran en el tracto espinotalámico contralateral.
Los axones que llevan el dolor y la temperatura se decusan en el segmento que se originan, mientras que los que llevan el tacto y la presión ascienden algunos segmentos antes de cruzarse.
En el tronco del encéfalo, las fibras espinotalámicas transcurren medial al lemnisco medial y se conocen como lemnisco espinal, la mayoría de las fibras terminan en VPL en el tálamo, en contraste con las fibras talamocorticales de 3er orden que se proyectan a la corteza somatosensorial.El tracto espinotalámico lateral transmite información relacionada con la sensibilidad termoalgésica.


FASCÍCULO ESPINOCERVICOTALÁMICO

Las fibras nerviosas son procesos centrales de ganglios de la raíz dorsal, penetran en la médula espinal con las fibras gruesas mielinizadas de la división medial de la raíz dorsal.
Los axones de neuronas en el asta posterior ascienden an el funículo lateral hasta C2 o C3, en donde hacen sinapsis conneuronas del núcleo cervical lateral. Los axones de estos núcleos cruzan al funículo lateral opuesto y ascienden al tálamo. El núcleo cervical lateral está organizado de manera somatotópica y recibe una aferencia de la corteza cerebral.
Este fascículo explica la presencia de la cinestesia y el tacto discriminativo después de la interrupción total del funículo posterior. Este fascículo aún no se demuestra en seres humanos.


OTROS FASCÍCULOS ASCENDENTES

De menor importancia clínica y funcional se incluyen a los fascículos:
v Espinoolivar
v Espinotectorial
v Espinocortical

No se precisa aún la importancia funcional de estas vías pero es posible que tengan una función en mecanismos de control por retroalimentación.



Para que comprendas mejor este tema, te invitamos a que revises

la siguiente presentación, en donde todos estos tractos ascendentes

se observan más didácticos y con imágenes para que te sea

más fácil entender este tema.



Más info...




FASCÍCULOS DESCENDENTES

Los fascículos ascendentes se originan en neuronas de ganglio de la raíz dorsal, en los fascículos descendentes surgen de varios sitios y a continuación se presentan los de importancia clínica o funcional.
Se dividen en vías piramidales y extrapiramidales.


VIA PIRAMIDAL:

v Fascículo corticoespinal: Las células que originan este fascículo se localizan en la corteza cerebral, la corteza primaria (área 4 de Brodmann) y la corteza promotora (área 6) representan el 80% del fascículo. Los axones de este fascículo descienden a todo lo largo del neuroeje (tallo cerebral y médula espinal). Este fascículo se integra con 1 millón de axones en cada lado. En el extremo caudal de la médula oblongada cruza la mayor parte de las fibras corticoespinales (decusación piramidal) para formar el fascículo corticoespinal lateral, situado en funículo lateral de la médula espina, las fibra están organizadas somatotópicamente, las fibras cervicales son más mediales seguidas en sentido lateral por las fibras torácicas, lumbares y sacras. (S, L, T, C). Las fibras que no cruzan permanecen en el funículo anterior como fascículo corticoespinal anterior (haz de Turck). Cruzan a niveles segmentarios para terminar en neuronas motoras contralaterales. Se ha descrito un componente cruzado del fascículo corticoespinal anterior, se localiza en la parte posterolateral del funículo anterior cerca del asta ventral. El fascículo corticoespinal lateral cruzado se extiende a lo largo de toda la médula espinal. La extensión del componente directo del fascículo corticoespinal anterior depende de su tamaño, cuando es grande, se extienden en toda la médula espinal. El componente cruzado del fascículo corticoespinal anterior se prolonga hasta C6 ó C7. Alrededor del 2 al 3% de las fibras corticoespinales permanece sin cruzar en el funículo lateral (fascículo de Barnes) y modifica a neuronas motoras ipsolaterales. Casi todas las fibras son de calibre pequeño (varía de 1-4 mm de diámetro), y sólo ardedor de 3% de fibras posee axones de calibre grande (<<10mm de diámetro), tales fibras provienen de células gigante de Betz en la corteza motora. En la médula espinal, se proyectan fibras corticoespinales en interneurnas en las láminas IV a VII de Rexed. Los impulsos que se conducen a través de la vía corticoespinal son facilitadotes para neuronas motoras flexoras. Las fibras del fascículo corticoespinal lateral terminan en neuronas motoras situadas en la parte lateral del asta ventral que inervan la musculatura distal de las extremidades. Las fibras del fascículo corticoespinal anterior terminan en neuronas motoras en la parte medial del asta ventral que inervan el cuello, el tronco y la musculatura proximal de las extremidades. La estimulación del fibras del fascículo corticoespinal da lugar a la activación de neuronas motoras alfa y gamma que inervan los músculos y por consiguiente la contracción simultánea de músculos extrafusales e intrafusales. Es esencial para la habilidad y precisión del movimiento y la ejecución de movimientos discretos finos de los dedos de la mano. Pero también se requieren de otras fibras corticofugales (de origen cortical). Sirve también para regular los procesos de relevo sensorial y por consiguiente selecciona las modalidades sensoriales que llegan a la corteza cerebral. Las lesiones de este fascículo causan parálisis. Si la lesión ocurre arriba de la decusación piramidal la parálisis es contralateral y si la lesión ocurre debajo de la decusación piramidilla parálisis es ipsolateral. Además de parálisis la lesión de este fascículo origina un conjunto de signos neurológicos como: 1) Espasticidad, 2)Reflejos miotáticos hiperactivos, 3) Signo de Babinski y 4) Clono (signos de neurona motora superior). Por lo general no se afectan los músculos de la parte superior de la cara, la masticación, el tronco y la respiración, porque están inervados de manera bilateral por la corteza motora.


Fascículo_piramidal.JPG



Tractos_corticoespinales.JPG




VIA EXTRAPIRAMIDAL:

v Fascículo rubroespinal: Las neuronas de este fascículo se hallan en los 2 tercios posteriores magnocelulares del núcleo rojo en el mesencéfalo. Las fibras cruzan en la decusación tegmentaria ventral del mesencéfalo y descienden a lo largo del neuroeje para llegar al funículo lateral de la médula espinal en proximidad cercana con el fascículo corticoespinal. Terminan en las láminas IV a VII de Rexed y facilitan neuronas motoras flexoras. Los 2 haces (corticoespinal y robroespinal)constituyen la vía dorsolateral del movimiento, en la que el fascículo corticoespinal inicia el movimiento y el rubroespinal corrige sus errores. Este fascículo es la principal eferencia del núcleo rojo. La principal eferencia del núcleo rojo es la oliva inferior.

Fascículo_rubroespinal.JPG


v Fascículo vestibuloespinal lateral: Las neuronas que dan origen a este fascículo se sitúan en el núcleo vestibular lateral localizado en el puente. Descienden las fibras sin cruzarse y ocupan una posición en el funículo lateral de la médula espinal. Las fibras terminan en interneuronas en las láminas VII y VII. Los impulsos que se conducen en este sistema facilitan las neuronas motoras extensoras que conservan la postura erguida.


v Fascículo vestibuloespinal medial: Las neuronas que originan este fascículo se ubican en el núcleo vestibular medial localizado en la médula oblonga. Desde sus neuronas de origen, las fibras se unen con los fascículos longitudinales mediales ipsolateral y contralateral, descienden en el funículo anterior de los segmentos de la médula espinal y terminan en neuronas de las láminas VII y VIII. Tienen un efecto facilitador en neuronas motoras flexoras. Actúa en el control de la posición de la cabeza.


v Fascículos reticuloespinales: Las neuronas de origen de estos fascículos están situadas en la formación reticular del puente y médula oblonga. El fascículo reticuloespinal pontino se localiza en el funículo anterior de la médula espinal, mientras que el fascículo reticuloespinal medular se encuentra en el funículo lateral de la médula espinal. Ambos fascículos descienden de manera predominante en sentido ipsolateral, pero los dos incluyen algunos componentes cruzados. El fascículo reticuloespinal pontino facilita a neuronas extensoras motoras, terminan en las láminas VII y VIII de Rexed, mientras que el fascículo reticuloespinal medular facilita neuronas motoras flexoras, terminan sobre todo en la lámina VII de Rexed. Además modifican la actividad sensorial a través de su interacción con neuronas espinotalámicas en el asta dorsal.


v Fascículo tectoespinal: Las neuronas de origen de este fascículo tienen su origen en el colículo superior del mesencéfalo, las fibras cruzan en la decusación tegmentaria dorsal en el mesencéfalo y descienden por el neuroeje para ocupar una posición en el funículo anterior de la médula espinal cervical. Las fibras de este fascículo terminan en neuronas de las láminas VI, VII y VIII. No se comprende bien la función de este fascículo, pero se piensa que actúa en el giro de la cabeza en respuesta a una estimulación ligera.

v Vía autónoma descendente: Las fibras tienen su origen de manera predominante en el hipotálamo. Son fibras de calibre pequeño que siguen por una vía polisináptica y están dispersas de modo difuso en el funículo anterolateral de la médula espinal. Se proyecta en neuronas de la columna celular intermediolateral. Las lesiones de este sistema ocasionan alteraciones autónomas. Si la anomalía incluye el componente simpático a nivel de T1 o arriba de él, el resultado es Sx. de Horner que se manifiesta por: 1)Miosis, 2) Seudoptosis, 3) Anhidrosis y 4) Enoftalmos. Ocurren en mismo lado de la lesión y se deben a interrupción de la inervación simpática a los dilatadores de la pupila, la placa tarsal, glándulas sudoríparas de la cara y la grasa retroorbitaria.


v Vías monoaminérgicas descendentes: Las fibras serotoninérgicas del núcleo de Rafé de la médula oblonga, las fibras noradrenérgicas del núcleo del locus cereleus en el puente rostral y el mesencéfalo caudal y las fibras encefalinergicas de la sustancia gris periacueductal en el mesencéfalo descienden en los funículos lateral y anterior. Descienden en forma ipsolateral y contralateral a su sitio de origen.





Para que comprendas mejor este tema te invitamos a que revises

la siguiente presentación en donde podrás comprender mejor

estos tractos y con imágenes que te ayudará a reforzar tus

conocimientos y que te sea más fácil y dinámico.




Más info...




Vía_extrapiramidal.JPG



Vías_descendentes.JPG



Vías_descendentes_3.JPG



Vías_descendentes_2.JPG







Para hacer más didáctico este tema de todos los tractos tanto ascendentes

como descendentes, aquí te presentamos mapas conceptuales de algunos de ellos,

esperando que te sirvan para estudiar mejor y que puedas comprender mejor este tema…




Más info...




NEUROTRANSMISORES Y NEUROPÉPTIDOS DE LA MÉDULA ESPINAL


Casi todas las neuronas sensoriales primarias en el asta dorsal liberan glutamato como un neurotransmisor excitador de acción rápida sin importar cuál sea la modalidad sensorial conducida por la fibra aferente.
Además de glutamato muchas neuronas diámetro pequeño en el asta dorsal liberan también neuropéptidos, en especial sustancia P, somatostatina (S.S.) y péptido intestinal vasoactivo (VIP).
Se piensa que median transmisiones sinápticas lentas.
Otros neurotransmisores y neuromoduladores (neurotransmisores peptídicos) en la médula espinal incluyen noradrenalina, serotonina, encefalina, neuropéptido Y, péptido de isoleucina de histidilo y colecistocinina.
Los neuropéptidos son más abundantes en el asta dorsal, seguidos en intensidad decreciente por la zona intermedia y el asta ventral.
La región lumbosacra tiene más neuropéptidos en comparación con otras zonas de la médula espinal.
Aunque no se establece con absoluta certeza lafunción exacta de la mayoría de los neuropéptidos, se han publicado las siguientes observaciones:

v La sustancia P es el neurotransmisor de aferentes nociceptivas y no nociceptivas primarias en el asta dorsal. La disminución notable de la inmunorreactividad de esta sustancia en la lámina II en pacientes con analgesia profunda en el Sx. de disautonomía familiar (Riley-Day) fundamenta la participación de este neuropéptido en la transmisión del dolor.


v La metaencefalina y la somatostatina en el asta dorsal inhiben la liberación de sustancia P de aferentes primarias y así la actividad en neuronas del asta dorsal.

v
El péptido intestinal vasoactivo es el principal neurotransmisor en aferentes viscerales (en especial pélvicas) y se encuentra en abundancia en segmentos lumbosacros de la médula espinal.

v La sustancia P, la metaencefalina y la colecistocinina en la zona intermedia son terminales de los núcleos del rafe caudales del tallo cerebral.

v La sustancia P y la serotonina de los núcleos de rafe caudales participan en la modulación de la actividad de neuronas motoras en el asta ventral.

v La noradrenalina del locus cereleus posee un efecto inhibidor en la actividad nociceptiva en el asta dorsal.